top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaria Boggiero

Poder, Mando y Liderazgo

Actualizado: 22 jul 2020

¿Qué clase de Poder ostenta el Liderazgo del siglo XXI? Y el mando, ¿qué significa hoy en día?



Los significados de Poder, Mando y Liderazgo transitan una nueva mirada a partir del emerger de un nuevo tipo de líder. En el caso del Poder, siguiendo la diferenciación que Spinoza hacía entre potestas (“el poder sobre otros”, poder en cuanto a dominación) y potentia (“el poder para”, poder en cuanto a capacidad), entiendo “potentia” como el significado que ondea la bandera del nuevo líder. Poder propio y poder sobre otros en cuanto a potenciar sus cualidades y habilidades, poder de dirigir la atención del otro hacia su máxima virtud. Poder liberador de conciencia desde la propia conciencia liberada. Entiendo el Mando, no como una mano que empuja, sino como su raíz latina expresa: “man-“(mano) y “-do” (dare = dar)  cuyo significado original era dar en mano, ¿por qué no entenderlo como delegar?.  Dar de una mano a otra mano, delegar para que otro piense, para que crezca, para que dé rienda suelta a su potencial, a su creatividad, para construir entre todos.


Con un poder que surge del verdadero conocimiento de uno mismo, desde la escucha, la atención, la responsabilidad, la confianza, la flexibilidad, la aceptación, la capacidad de cambio y un mando conducido a delegar desde la asertividad y a dirigir desde la empatía, nos encontramos un Liderazgo destinado a potenciar todo lo que toque. ¿Los iluminados llegan a las empresas? ¿a las familias?, posiblemente, ¡sí!, y con tantos estilos de liderazgo como situaciones existan en el mundo. El CEO de Catalyst Group y expresidente y CIO en XEROX, Bud Seith, lo expresa de la siguiente manera:


“Los líderes exitosos son expertos para lograr que experimentemos la realidad de una manera nueva. Son en verdad poderosos porque dan propósito y significado a las personas y cambian la manera cómo la gente se valora a sí misma”.


Entiendo el nuevo Líder como un médium, no en el sentido parapsicológico de la palabra, es un “medio para”, que en cierto modo tiene un sexto sentido catalizador de intenciones de un grupo. Un visionario sintonizado con el equipo, que sabe concretar temas, que ve el objetivo común y que, con los potenciales del grupo, va a por su obtención. Un líder no teme al cambio, lo propulsa si es necesario, y comienza por él mismo, como dijo e hizo Gandhi: 


“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”


¿Qué cambiar?, ¿A qué?, ¿Para qué? Para empezar cambiar el hecho de creer que ya somos lo mejor que podemos ofrecer al mundo y observar qué capacidades humanas hemos de atender y entrenar. 


“Todos podemos ser mejores líderes siempre y cuando seamos conscientes de que se trata de un tema y un proceso educativo cuya esencia, seriedad y profundidad, tocan seriamente los más profundos filamentos del espíritu: el amor, la congruencia, el compromiso, la equidad, la educación, el sacrificio y la paz. Por ello ser líder no es fácil, pues se trata de optar, defender, vivir y hacer vivir valores en beneficio de la humanidad…Ser líder dignifica, también, tener vitalidad, fortaleza, deseo y voluntad de cambiar y crecer. Y en este sentido el mejor maestro del liderazgo, la mejor enseñanza y el mejor medio es nuestra voz interior. A nuestra voz interior nunca podemos dejar de escucharla, desatenderla. Es la más sabia, la más certera, la mejor maestra”. Alfonso Siliceo Aguilar

142 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page